El CSD reconoce el «trail running» como disciplina atlética, a pesar de la reclamación de Montañismo

La diferencia con las carreras por montaña de la FEDME está en la altitud y el desnivel

 

¿A quién pertenecen los populares trails? ¿A la federación de atletismo o a la de montañismo? Una pregunta a la que ha tenido que dar respuesta el Consejo Superior de Deportes (CSD), después de que la Federación Española de Deportes de Montaña y Escalada (FEDME) solicitase el 25 de julio que no aprobase la inclusión de la especialidad deportiva trail running en la Real Federación Española de Atletismo (RFEA), por considerar que es una actividad coincidente con su disciplina de carrera de montaña.

Pues bien el CSD ha dictado una resolución y reconoce el derecho de la RFEA, amparándose en las definiciones de las federaciones internacionales a las que pertenecen ambas federaciones. «El artículo 252.1 a de las competiciones de la IAAF define el trail running como las carreras que tienen lugar en una amplia variedad de terrenos, en un entorno en campo natural abierto, principalmente fuera de la carretera», explica el CSD. «Por otro lado, en el artículo 2.3 de los estatutos de la ISF se dice que las carreras por montaña se caracterizan por ser por encima de los 2.000 metros de altitud, donde la inclinación mínima media es superior al 6 por ciento, incluyendo partes con un 30 por ciento de inclinación, sin que la dificultad de la escalada exceda el grado II», añade.

 

El CSD advierte a ambas federaciones de que este acuerdo «es definitivo» «y contra el mismo solo cabe interponer recurso contencioso-administrativo» en los juzgados.

X